Inicio Colegio Documentos Propios del Centro Proyecto Educativo de Centro

PROYECTO EDUCATIVO COLEGIO ASUNCIÓN MÁLAGA

El Colegio de la Asunción realiza un servicio a la sociedad malagueña y lleva a cabo su labor educadora siguiendo el pensamiento fundacional de Sta. Mª Eugenia de Jesús.

La idea maestra y motora es la educación de la persona con vistas a la evangelización de la cultura. Introducir a los jóvenes en una vida profunda y rica, una vida en Cristo y en la Iglesia, penetrada e iluminada toda ella por la Verdad, que les capacite para llegar a ser hombres y mujeres que se comprometan con su realidad y aprendan a realizar el cambio social y el diálogo cultura-fe.

La realización de este proyecto solo será posible desde la Comunidad Educativa enraizada en el hoy de la cultura, pero también impregnada de los valores evangélicos y de una visión de fe que dé consistencia y sentido a toda pedagogía.

EL COLEGIO SE DEFINE como:

  • Católico.
  • Dirigido por las Religiosas de la Asunción, en el que la tarea educativa es realizada en Comunidad: Religiosas, Profesores, Padres, Alumnos y  Personal no Docente.  
  • Abierto a todos y especialmente a los más necesitados.
  • Privado concertado, reconocido legalmente.

 

DESCRIPCIÓN DEL CENTRO

El colegio se sitúa en la zona este de la cuidad, concretamente en la calle Manuel del Palacio, en Pedregalejo alto.

La Titularidad del Colegio es de las Religiosas de la Asunción, aunque como centro concertado depende de la Consejería de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía.

Es un centro privado concertado en las etapas del 2º ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato (concierto singular) y Ciclos Formativos de Grado Medio.

El Colegio de la Asunción tiene tres líneas educativas desde el primer curso del Segundo Ciclo de Educación Infantil hasta 2º de Bachillerato, y dos líneas en los Ciclos Formativos: Gestión Administrativa y Actividades Comerciales.

Nuestras instalaciones alcanzan un total de 18.000 m2 de parcela, en las que están ubicados tres edificios:

  • El primero fue construido en 1942 y remodelado en 1995; el segundo, en el año 2001 y el tercero, en el 2014.
  • En el edificio principal se albergan las aulas de Tercer Curso de Educación Infantil, toda Primaria y la ESO
  • En el edificio de Infantil se sitúan las aulas del Primer y Segundo curso del 2º Ciclo, Sala de Profesores, almacén, aseos y sala de usos múltiples.
  • Por último, en el edificio de Bachillerato y Ciclos Formativos se encuentran sus correspondientes aulas

COLECTIVO PROFESIONAL

Los Profesores, Padres, Alumnos, Personal no docente y Entidad Titular  constituyen una Comunidad Educativa unida e ilusionada y que afronta, de manera responsable, la gran tarea de educar y educarse.

La Entidad Titular del Centro considera a la Comunidad Educativa como el cuerpo vivo en el que tiene que cobrar forma el Carácter Propio.

La Titularidad del Centro reconoce a los órganos de gobierno del mismo, las atribuciones que las disposiciones legales les confieren, y espera de ellos la más amplia y decidida colaboración para que dicho carácter se verifique en la práctica.

Profesores.

Los Profesores son educadores, es decir, su labor formativa va más allá de lo que comporta la transmisión sistemática de una serie de conocimientos. Están en medio de los alumnos como personas activas que favorezcan en ellos todo género de iniciativas para crecer en el bien.

Los Profesores son responsables de su formación continua para estar al día en los nuevos métodos de enseñanza y educación.

Reconocemos a los Profesores el derecho al ejercicio de libertad de cátedra, dentro de los límites propios del puesto docente que ocupan, límites que vienen dados por las características específicas del nivel educativo en que imparten su enseñanza y por el Carácter Propio del Centro. Deseamos compartir con ellos la misión educativa no solo en el respeto mutuo, sino en comunión de criterios y actitudes.

En la selección del  profesorado del Centro se habrá de tener en cuenta el Carácter Propio.

Actualmente se contabilizan 77 profesores en el centro.

Personal no docente.

El personal de Administración y Servicios constituye una parte importante de la Comunidad Educativa y le presta una valiosa colaboración.

Se integra y participa, desde sus respectivos niveles y cometidos, en la acción educativa.

Contribuye a mantener el Centro en condiciones favorables, para que todos los miembros de la Comunidad Educativa puedan encontrarse a gusto y llevar a cabo la labor que les corresponde.

Como los demás miembros de la Comunidad Educativa tienen ocasión de compartir todo lo que el centro es y ofrece, desarrollando sus capacidades.

El número de Personal de Administración y Servicios (PAS) asciende a 11 profesionales de Secretaría, Administración, Portería, Mantenimiento y de Comedor.

Madres y Padres de alumnos.

Procuramos un contacto cercano y permanente con los Padres de nuestros alumnos para realizar una educación conjunta coherente.

Alentamos el movimiento asociativo de los Padres, de acuerdo con la naturaleza propia del centro.

Estimamos que nuestra responsabilidad de educadores abarca el proporcionar a los Padres la ayuda necesaria para que puedan realizar, cada vez mejor, su propia tarea de primeros y principales educadores en la familia. En esta línea, ofertamos la Escuela de Padres.

Actualmente hay 844 familias.

Alumnos.

Los Alumnos son los principales artífices de su propia educación, participando en la vida y gobierno del Centro, en la medida de sus posibilidades.

Creemos positivo el fomentar el asociacionismo de los alumnos.

Estimamos, como deber especial del centro, no solo contribuir a la formación, a la que tienen derecho, y con las características que en este documento se señalan, sino también prestarles atención en sus peticiones y sugerencias.

El Centro se esforzará por seguir atendiendo a sus Antiguos Alumnos y por mantener con ellos una estrecha vinculación.

Actualmente se encuentran matriculados 1.351 alumnos.

Todos los años el colegio admite a estudiantes en prácticas que serán futuros profesionales en educación infantil, primaria y secundaria; y colabora con instituciones como Málaga Down.

VALORES INSTITUCIONALES

Los valores son elementos ineludibles para explicitar los principios de identidad de nuestro colegio y guardan una estrecha relación con nuestra historia. Estos no son los únicos que potenciamos, pero sí los que mejor nos representan. Son prioritarios para nosotros, de modo que los asumimos y aceptamos como una referencia en la tarea educativa que padres, alumnos, profesores y personal de administración y servicios compartimos.

  • Somos una Comunidad Educativa con espíritu de familia que nos relacionamos con cariño, cercanía y confianza, donde cada uno es aceptado y valorado.
  • Desarrollo integral: Estamos comprometidos en una misma tarea, formar a nuestro alumnado en valores cristianos, ayudándolos a desarrollar armónicamente todas sus dimensiones: física, intelectual, espiritual y social para que sean capaces de responder en sus vidas tanto a nivel humano como profesional.
  • Educamos en la Fe cristiana y amor a la Verdad (revelada en el Evangelio) desde el modo de ver el mundo, la vida y las relaciones humanas, que parten del compromiso con el mensaje de Jesucristo.
  • Espíritu de servicio: Actitud de generosidad, solidaridad, disponibilidad y entrega a los demás con las que vivimos todos los que trabajamos en nuestro centro y que intentamos inculcar a nuestro alumnado.
  • Nuestra convivencia se basa en el respeto y aprecio a los demás, por eso queremos que nuestros alumnos crezcan reconociendo la dignidad de las personas que brota de su condición de hijo de Dios.
  • Responsabilidad personal: En nuestro centro formamos alumnos que cumplan con sus propios deberes y obligaciones, que sean capaces de asumir su propia vida, comprometiéndose con madurez y espíritu crítico para afrontar los retos del mundo actual: Justicia, Paz, Solidaridad e Integridad de la Creación.
  • Apoyo mutuo y ayuda: En nuestro colegio cada miembro de la Comunidad Educativa cuenta con el respaldo afectivo y la mano tendida de las personas que lo integran. Intentamos que cada uno se sienta apoyado, cualquiera que sea la tarea que desempeñe.
  • Disciplina: Potenciamos la disciplina en nuestro alumnado y consideramos indispensable el respeto a unas normas básicas de conducta que faciliten la convivencia de todos, trato afectivo y acogida.
  • Trato afectivo y acogida: Hemos sido capaces de crear en nuestro colegio un clima de alegría y confianza donde nuestro alumnado se siente querido y valorado como persona.
  • Estudio (Formación Intelectual): Proporcionamos una sólida formación académica para formar personas competentes que desempeñen un papel en su vida profesional. No olvidamos fomentar el gusto por el estudio y por el trabajo bien hecho.
  • Honradez: Educamos en la sinceridad de la palabra y obra, y en la honestidad como forma de vivir, trabajar y relacionarse.
  • Educamos en el respeto por el entorno y admiración por la grandeza de la creación que Dios ha confiado al hombre para que continúe su obra creadora.
  • En nuestro modo de educar intentamos que cada alumno descubra cuál es su misión en el mundo y la vocación a la que está llamado a realizar como miembro de la Iglesia.

 

PRINCIPIOS PSICOPEDAGÓGICOS

Uno de los aspectos que mejor explica la identidad de nuestro colegio es nuestra forma de trabajar, es decir, nuestro estilo pedagógico. Este se fundamenta en una serie de principios de actuación en los que creemos, confiamos y con los que nos comprometemos firmemente. Constituyen las premisas básicas de todo lo que hacemos y son las convicciones de partida que determinan que trabajemos de una forma y no de otra.

Estos principios son a su vez la conclusión y el fruto de toda la experiencia que hemos ido acumulando a lo largo de la historia como institución educativa.

Para nosotros son fundamentales y hemos experimentado que funcionan.

Los que presentamos a continuación son esos principios que, en mayor medida, inspiran y condicionan nuestra labor educativa. Los hemos clasificado en tres grandes ámbitos que se corresponden con los tres espacios fundamentales en los que se desarrolla el trabajo del centro.

ÁMBITO FAMILIA Y SOCIEDAD

En este apartado incluimos los principios que condicionan y determinan la relación de nuestro colegio con nuestro contexto exterior: familia, comunidad, sociedad.

  • Principio de ayuda y colaboración con la familia. En el colegio de La Asunción nos parece fundamental mantener una continua ayuda y colaboración con las familias para una mejor formación de nuestro alumnado.
  • Principio de disponibilidad a las familias. En coherencia con el anterior principio nos caracteriza la atención y sensibilidad a las necesidades y demandas de las familias.
  • Principio de comunicación con las familias. Mantenemos una estrecha relación y comunicación con las familias a través de contactos frecuentes: reuniones periódicas, horario de visita con tutores, comunicaciones continuas a través de la plataforma, contactos informales …
  • Principio de formación. Basado en el anterior principio de ayuda, ofrecemos a los padres que lo deseen distintas actividades de formación ya sea espiritual, lúdica o de apoyo en la educación de sus hijos.
  • Principio de solidaridad con el entorno. Conscientes del importante papel que juega la escuela en la promoción del cambio social y del protagonismo que nuestros alumnos tendrán en él, consideramos de vital importancia la implicación en los problemas sociales que surgen en nuestro entorno.

ÁMBITO PROFESIONAL

Este segundo ámbito está dedicado a los principios que determinan la dinámica profesional de quienes trabajamos en el colegio, ya sea a nivel docente como en la administración y servicios.

  • Principio de vocación. Los profesores del Colegio de La Asunción nos sentimos llamados a ser educadores cristianos. La enseñanza apasiona y hacemos de ella un modo de vida al que nos dedicamos con generosidad y entrega.
  • Principio de entrega. Vinculada a esa vocación que declaramos sentir los profesionales que conformamos el centro, cumplimos nuestros deberes y obligaciones en un clima de ilusión y alegría, afrontando los retos que el día a día nos presenta.
  • Principio de autonomía. Basándonos en el principio de responsabilidad, los profesores de nuestro centro gozamos de autonomía para planificar y ejercer nuestra tarea educativa dentro del aula con libertad.
  • Principio de dedicación. Los profesionales de nuestro centro nos entregamos en nuestro trabajo con una verdadera actitud de generosidad, disponibilidad y servicio a los demás, sin tener en cuenta el tiempo invertido para ello.
  • Principio de confianza, apoyo y ayuda mutua. Uno de los rasgos que más caracteriza la dinámica que se produce entre los distintos profesionales que trabajamos en el centro es el respaldo afectivo y la relación constante de colaboración, apoyo y ayuda mutua. Consideramos que este apoyo, además de servir como muestra de valoración y reconocimiento personal y profesional, enriquece nuestra tarea con los alumnos.
  • Principio de planificación. Conscientes de que la improvisación no es buena consejera, en el colegio de La Asunción hacemos un gran esfuerzo a la hora de planificar todas nuestras actividades e iniciativas, para favorecer una buena organización y aprovechamiento de las mismas.

 

ÁMBITO ENSEÑANZA-APRENDIZAJE Y RELACIÓN CON EL ALUMNADO.

No podemos dejar de lado los principios psicopedagógicos en los que basamos el proceso de enseñanza-aprendizaje y la relación con los alumnos. Dicho de otro modo, los que presentamos a continuación,  son los pilares de los que partimos en todo el trabajo que llevamos a cabo con el alumnado a lo largo de su trayectoria por las distintas etapas educativas.

  • Principio de acogida y cercanía: Tratamos a los alumnos con cariño, cercanía y confianza, para que encuentren en el centro una segunda familia y un clima cálido en el que crecer y desarrollarse.
  • Principio de formación en la fe católica: En coherencia con nuestro ideario y nuestros valores de referencia, educamos en la fe y formamos cristianos comprometidos con Jesucristo y su Iglesia.
  • Principio de formación intelectual: Vivimos en un momento de cambio continuo en el que las demandas de la sociedad reclaman alcanzar un nivel de exigencia mucho mayor que el que hemos conocido en el pasado. Nuestros alumnos, ciudadanos del futuro, no lo van a tener nada fácil, por lo que creemos indispensable ofrecerles una formación académica sólida y bien constituida, que les sirva de respaldo para hacer frente a los nuevos tiempos y para seguir creciendo a lo largo de la vida.
  • Principio de disciplina: Cuidamos la disciplina con esmero, dentro y fuera del aula, porque consideramos indispensable el respeto a unas normas básicas de convivencia.
  • Principio de sinceridad: El amor a la verdad es uno de nuestros valores de referencia, por lo que potenciamos y valoramos los gestos y actitudes en los que la sinceridad se manifiesta. En el trabajo que desarrollamos con nuestro alumnado, tratamos de hacerles entender el valor de esta cualidad, de forma que no recurran a la mentira o al falso disimulo en las situaciones difíciles que se les puedan presentar en la vida.
0
0
0
s2smodern